Marta Canigueral : «Hay mucho de mí y de mi vida en IV Nombres»

Marta Cañigueral (Girona, 1981) es filóloga, traductora, escritora y unas cuantas cosas más. Algunas de sus pasiones más oscuras son los asesinos en serie y el profiling, las historias de terror y todo lo relacionado con la temática noir y criminal. De pequeña soñaba con ser detective privado o abogada, pero pronto supo que la vida real no es como en las películas y decidió ir por otro camino. Ahora tiene su propia empresa junto a su marido y, desde 2010, es madre de (lo que ella llama) un pequeño diablillo.

MartaCañigueral

—Creo que la primera pregunta es obligada y típica. Para quien no te conozca: ¿quién es «realmente» Marta Canigueral?

Joder, empezamos fuerte y con una de las preguntas que no me he mirado…

A ver, pues… diría que soy un culo inquieto. Alguien que, como buena tauro, requiere de una rutina, pero odia la monotonía. Tal vez por eso necesito llenar mi tiempo libre con actividades más o menos artísticas en las que no siempre sea todo lo mismo; además de escribir, canto en un grupo de versiones llamado Timeless y doy clases de baile para adultos.

Aunque no lo parezca a primera vista, también me considero bastante insegura. Soy una persona muy casera y familiar que necesita la seguridad y la estabilidad en todos los aspectos de mi vida.

Odio entrar en conflictos y, muchas veces, prefiero dar la razón antes que discutir, aunque en el fondo no esté de acuerdo. El problema es que luego todo lo que callo me acaba saliendo en forma de tics nerviosos.

Resumiendo, Marta Cañigueral es una persona normal y corriente, sin nada especial o destacable que lo único que quiere es ser feliz y vivir la vida lo mejor posible.

—¿Qué te llevó a lanzarte a escribir?

No lo sé, la verdad. No sé si hay algo en concreto que me empujara a hacerlo. Mi madre escribía relatos que guardaba celosamente en un cajón (pocas personas pudieron leer algo suyo) y, además, era una gran lectora. Así que supongo que me contagió su pasión por los libros y la escritura.

Siempre me ha gustado escribir, desde pequeña, pero nunca había tenido la inspiración, el valor o la tenacidad suficiente para terminar algo «decente».

Algún tiempo después de fallecer mis padres, vi el anuncio de un concurso de relatos de temática negra y me dije «por qué no intentarlo». Y de allí salió el primer borrador de lo que hoy es IV Nombres. Siempre digo que escribirlo formó parte de mi terapia de duelo, pero no quiero pensar que lo que me lanzó a escribir fue la muerte de mis padres. Aunque quién sabe si eso fue lo que realmente me dio el empujón final para tirarme a la piscina; es posible.

IVNombres

—Recientemente has autopublicado IV Nombres en Amazon. ¿Cómo valoras el global de la experiencia?

Es la primera vez que lo hago, así que la experiencia, de momento, es positiva. Tal vez porque no tengo nada con que compararlo, todo sea dicho.

IV Nombres es un thriller policial, de ritmo muy alto y personajes interesantes. Cuéntanos más acerca del proceso de creación de la misma.

Como he mencionado antes, la idea surgió a raíz de un concurso de relatos que al final se canceló.

Yo en esa época, estaba aún viviendo el duelo por la pérdida de mis padres (aunque creo que realmente nunca lo dejas del todo) y usé todo lo que tenía dentro como inspiración. Es más, el primer capítulo del libro es, de manera casi literal, la muerte de mi padre tal cual ocurrió. Evidentemente no es una autobiografía, pero sí hay mucho de mí y de mi vida entre esas páginas.

Así que mezclé recuerdos, sentimientos, pasiones, deseos, hobbies, fantasía e imaginación et voilà! En Amazon podéis encontrar el resultado.

—La ciudad de Girona es casi un personaje más en tu novela. ¿Es algo buscado o surgió de forma natural?

Diría que surgió de forma natural. La verdad es que nunca me lo había planteado.

Girona es la ciudad donde nací, crecí y actualmente vivo. He viajado y he salido, evidentemente, pero no me imagino la vida lejos de aquí. La llevo dentro y forma parte de mí, así que…

—En tu novela destacan especialmente los pasajes de torturas de inspiración medieval. ¿Te documentaste mucho al respecto?

Un poco; más que nada que para saber cómo funcionaban realmente los aparatos que usaban en esa época y esas cosas. Descubrí el mundo medieval en la Universidad y lo empecé a amar gracias a un profesor que tuve. Podía pasarme horas trascribiendo manuscritos (muchas veces como pasatiempo) y recuerdo que mi madre decía: «me parece muy bien que te guste tanto esto, pero tienes otras asignaturas también». Imagínate cuan metida estaba en ello para que me dijera algo así. Por lo tanto, la temática medieval tenía que aparecer sí o sí, de una forma u otra. Y qué mejor que hacerlo en su vertiente criminal.

—Por lo que hemos visto, hay un poco de ti en Octavia, la protagonista de IV Nombres. Y el resto de personajes, ¿tienen rasgos de gente de tu entorno? ¿O simplemente surgieron así?

¿Puedo llamar a mi abogado? ―Ríe―

Sí, podríamos decir que algunos personajes están inspirados en gente de mi entorno. Ya sea por el nombre, el físico o la profesión. Y hasta aquí puedo leer…

—¿Cómo valoras la acogida de IV Nombres?

Por ser la primera vez que publico o autopublico algo, pues bastante bien. Debemos tener en cuenta, además, que solo lleva tres meses en el mercado y que soy una autora novel y sin muchos seguidores ni actividad en las redes sociales; por tanto, que un centenar de personas me hayan dado una oportunidad es todo un éxito para mí.

Evidentemente no ha gustado a todo el mundo, pero la gran mayoría ha pasado un buen rato leyéndola y el feedback ha sido bastante positivo. Así que estoy contenta.

—¿Actualmente tienes algún otro proyecto en mente que nos puedas avanzar?

Tener, tengo. Siempre se me ocurren ideas nuevas y empiezo cada una de ellas unas diez veces. Otra cosa es que termine siendo capaz de darle forma. Últimamente tengo la sensación de que todas las posibles ideas «me vienen grandes», pero supongo que es algo normal.

Lo que sí sé es que mi cabeza siempre se mueve entre el thriller y el noir. Es lo que más me gusta leer y, por tanto, lo que me sale al escribir.

—¿Seguirás autopublicando o te gustaría probar la experiencia de trabajar con editorial?

Creo que a todo aquel que escribe le gustaría ver su novela publicada por una editorial y encontrar sus libros en las librerías; e ir a Ferias del Libro y estar invitado a una firma de ejemplares en Sant Jordi. Así que, claro que me gustaría probar la experiencia de trabajar con una editorial… Pero eso diría que no depende exclusivamente de mí, así que…

Si algún día consigo terminar alguna otra novela o antología o lo que sea, probaré primero con las editoriales y, si no sale, pues autopublicaré. Ahora que existe esta posibilidad, no tenemos por qué desaprovecharla, ¿no?

—Cuéntanos un poco tu proceso creativo: ¿cómo sueles enfrentarte a las nuevas historias?

Con miedo, nervios, dudas, el síndrome del impostor acechando… Pero también con ilusión y muchas ganas.

Normalmente, lo primero que me viene siempre a la cabeza es el final. Pero nunca empiezo a escribir por ahí. A partir de esa idea, intento ir al inicio y empezar fuerte, con algunas ideas muy claras en mi cabeza y un principio que descoloque. El problema es que a veces descoloca tanto que no sé cómo seguir y me bloqueo. Entonces me rindo, lo dejo pasar y, unos días después, vuelvo a ello con algunas notas apuntadas en tropecientos papelitos para intentar no perder el hilo y ordenar un poco la historia.

—¿Cuál sería tu mayor sueño en el mundo de la literatura?¿Y tu mayor miedo?

A bote pronto diría que vivir de ella, pero eso es algo casi imposible siendo realistas. Por lo tanto, supongo que mi mayor sueño es poder seguir escribiendo y, sobre todo, ser capaz de dar forma y finalizar nuevas novelas que sorprendan. Y, evidentemente, que se lean y gusten a mucha gente, puestos a pedir.

En cuanto a  mi mayor miedo…: no poder cumplir la primera parte de mi mayor sueño.

<<IV Nombres>> está ya disponible para su compra en Amazon, e incluído en Kindle Unlimited:

Si te ha gustado, comparte :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *